Psicologos en sagunto centro de psicologia y logopedia que reune los mejores psicologos en sagunto

TERAPIA OCUPACIONAL

¿QUÉ ES LA TERAPIA OCUPACIONAL?


La Terapia Ocupacional es una profesión sociosanitaria enfocada en ayudar a las personas a alcanzar su máximo potencial en las actividades de la vida diaria. Los terapeutas ocupacionales trabajan con individuos de todas las edades y habilidades, desde niños hasta adultos mayores, que enfrentan desafíos físicos o cognitivos.

La Terapia Ocupacional ayuda a las personas ser más independientes, promoviendo la participación activa en actividades significativas y mejorando la calidad de vida.

¿QUÉ HACE UN TERAPEUTA OCUPACIONAL?


  •  Evaluación: El terapeuta ocupacional evalúa las habilidades y necesidades únicas de cada persona, considerando aspectos físicos, cognitivos, emocionales y sociales.
  • Intervención: es personalizada. Se basa en la evaluación, el terapeuta crea un plan de tratamiento individualizado teniendo en cuanta siempre las necesidades del paciente para ayudar a alcanzar los objetivos propuestos por parte de ambos.
  • Desarrollo de Habilidades: Mediante diferentes actividades, el terapeuta ayuda a mejorar las habilidades motoras, cognitivas, sensoriales y sociales necesarias para realizar actividades cotidianas.
  • Adaptación del Entorno: El terapeuta trabaja para adaptar el entorno físico y social de la persona, haciendo ajustes o proporcionando dispositivos como productos de apoyo en los casos que sean necesarios.
  •  Apoyo a Familias y Cuidadores: Los terapeutas ocupacionales trabajan en colaboración con familias y cuidadores, brindando orientación y apoyo para facilitar el bienestar y la independencia de la persona.

¿QUÉ ES LA INTEGRACIÓN SENSORIAL Y CÓMO AYUDA UN TERAPEUTA OCUPACIONAL?


El procesamiento sensorial se refiere a cómo nuestro cerebro interpreta y responde a la información que recibimos a través de nuestros sentidos (vista, oído, tacto, gusto, olfato), del sistema vestibular (equilibrio y movimiento) y del sistema propioceptivo (proporciona información sobre la posición, conciencia de nuestra postura corporal, la realización de los movimientos coordinados y el ajuste de la fuerza).

Cuando un niño tiene dificultades en el procesamiento sensorial, puede tener dificultades para filtrar, interpretar y responder adecuadamente a estas sensaciones, lo que puede afectar su capacidad para participar en actividades diarias y relacionarse con su entorno.

La Integración Sensorial puede ayudar a los niños a mejorar su capacidad para participar en actividades escolares, sociales y actividades de la vida diaria, promoviendo su independencia.

El trabajo de un terapeuta ocupacional especializado en Integración Sensorial con niños con dificultades implica:

  1. Evaluación Completa: El terapeuta realiza una evaluación exhaustiva para comprender cómo el niño procesa y responde a diferentes tipos de estímulos sensoriales en su entorno. Esto incluye evaluar la modulación sensorial, la discriminación sensorial y la integración sensorial.
  2. Identificación de Desafíos: Basándose en la evaluación, el terapeuta identifica las áreas específicas en las que el niño experimenta dificultades sensoriales, como hipersensibilidad (respuestas exageradas a ciertos estímulos), hiposensibilidad (respuestas atenuadas o falta de respuesta a ciertos estímulos) o dificultades de integración sensorial (dificultades para procesar y organizar la información sensorial de manera efectiva).
  3. Desarrollo de Estrategias: El terapeuta trabaja con el niño para desarrollar estrategias y técnicas para ayudarlo a regular y manejar mejor sus respuestas sensoriales. Esto puede incluir técnicas de modulación sensorial, como la exposición gradual a estímulos sensoriales, la enseñanza de técnicas de autorregulación y la adaptación del entorno para reducir la sobrecarga sensorial.
  4. Intervención Individualizada: El terapeuta diseña un plan de intervención individualizado que se adapta a las necesidades específicas del niño y se centra en mejorar su participación en actividades cotidianas, como la escuela, el juego y las interacciones sociales.
  5. Colaboración con Familias y Escuelas: El terapeuta trabaja en estrecha colaboración con las familias y los educadores para proporcionar apoyo y estrategias que ayuden al niño a tener éxito en diferentes entornos.

TERAPIA OCUPACIONAL EN PERSONAS ADULTAS


La terapia ocupacional dirigida a adultos aborda una variedad de necesidades y desafíos relacionadas con la salud física, emocional y cognitiva. Como:

  • Rehabilitación: Los terapeutas ocupacionales trabajan con adultos que han sufrido lesiones traumáticas, accidentes cerebrovasculares u otras condiciones médicas que afectan su capacidad para realizar actividades de la vida diaria, así como vestirse, ducharse, cocinar o trabajar, entre otras. Ayudan a recuperar y mejorar sus habilidades funcionales y que cada vez sean mucho más independientes.
  • Manejo del dolor crónico: Para aquellos que sufren de dolor crónico, los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a desarrollar estrategias de autocuidado, adaptar las actividades para minimizar el dolor y promover la participación en actividades significativas a pesar del dolor.
  • Adaptación al envejecimiento: A medida que las personas envejecen, pueden experimentar cambios físicos y cognitivos que afectan su capacidad para realizar actividades cotidianas. Los terapeutas ocupacionales trabajan con adultos mayores para adaptar su entorno, mejorar su seguridad en el hogar, proporcionar dispositivos de asistencia y mantener su independencia el mayor tiempo posible.
  • Integración comunitaria y participación social: Para adultos con diversidad funcional, los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a facilitar la integración en la comunidad y promover la participación en actividades sociales, recreativas y laborales significativas.

¿QUIÉNES PUEDEN BENEFICIARSE DE LA TERAPIA OCUPACIONAL?


  • Niños con trastornos del desarrollo, como TEA, TDAH, síndrome de Down, TDA, PCI…
  • Adultos que han sufrido lesiones cerebrales o accidentes traumáticos.
  • Personas mayores con condiciones como artritis o demencia.
  • Personas con discapacidades físicas o cognitivas.
  • Aquellos que necesitan rehabilitación después de una cirugía o enfermedad.