Isabel-herrera-psicologa

Isabel Herrera

Publicada en

Soy Isabel Herrera, licenciada en psicología en 1998.Isabel-herrera-psicologa

Desde el principio siempre me ha apasionado la  clínica, y aunque previamente trabajé en recursos humanos, en 2002 comienzo a formarme y trabajar en Psicólogos SM.

Era una empresa de psicología a nivel nacional, de hecho trabajé durante 6 años en centros de Valladolid y Valencia. Al ser una gran empresa me permitió ver múltiples y variados tipos de pacientes. Además de trabajar con distintos equipos de  los que aprendí muchísimo.

Me formé con ellos como experto en Psicología Cognitivo conductual, y en los últimos años participé formando a varios alumnos, en la parte práctica  de un Máster en Psicología que creó la empresa.

Comienzo en OMA

En 2008 conozco a Ana Cerezuela y me ofrece trabajar con ella. Enseguida me entusiasmó el proyecto por el lado humano y personalizado de OMA , y no me equivoqué. Colaboramos en nuestros casos y utilizamos todos nuestros recursos personales y profesionales para ayudar a las personas que acuden a nosotros.
Lo que más me gusta de mi trabajo es que me permite sacar lo bueno de cualquier persona a relucir, y conseguir que cada paciente confíe en ello y logré sentirse mejor. Es enriquecedor intentar comprender cada día un poco más la fragilidad y al mismo tiempo la fortaleza de cada ser humano.

En formación contínua

Aunque nunca he dejado de formarme, en 2015 realizo el Máster en psicología General Sanitaria, donde actualizo mis conocimientos y me abro a otras áreas, como la Psicooncología, realizando las prácticas del Máster en el IVO durante 5 meses, periodo que significó un crecimiento personal y profesional para mí sin duda.

Desde 2009 he compaginado mi trabajo en la clínica con otros puestos de Educadora en centros de menores en situación de riesgo y desamparo. Es también un trabajo que me encanta por la posibilidad de ayudar a niños y adolescentes , en muchos casos sin un referente familiar adecuado, y acompañarlos en una sana construcción de sus vidas, aunque no siempre el final es como deseamos.

Ambas labores tienen aspectos en común para mí: de todas las personas se aprende algo único, me motivan para dirigir mi vida con sentido, valorando y disfrutando de mi familia y amigos, poniéndome nuevos retos, aprendiendo a sobrellevar los obstáculos, a no rendirme y pese al resultado , no tener la sensación de no haber luchado.

Isabel Herrera Psicologa